¿Conoces el Poliamor?

Seguramente has oído hablar del Poliamor, esa manera de vivir tus relaciones de forma no monógama, donde no existe ni exclusividad sexual ni afectiva. Es decir, las personas poliamorosas pueden tener más de una relación de pareja o sexual a la vez. No debemos confundir el Poliamor con las relaciones abiertas. 

Diferencia entre poliamor y relación abierta

Las relaciones sexuales abiertas son relaciones en las que no existe la exclusividad sexual, es decir, que la pareja establece la posibilidad de tener relaciones sexuales con otras personas, pero siempre teniendo fidelidad en la parte afectiva de la relación. 

En el poliamor, en cambio, las parejas pueden tener otras relaciones afectivas, además de sexuales.

¿Cómo saber si eres potencialmente poliamorosa?

Tipos de relaciones no monógamas

Las relaciones no monógamas son un universo aparte que seguro que muchas personas no conocen. Te explicamos varios tipos:

Relación abierta: cuando tienes una relación afectiva con una persona pero puedes tener sexo con quien te apetezca.

Poliamor: cuando no tienes ni exclusividad sexual ni afectiva. Dentro del poliamor encontramos:

  • Poliamor jerárquico: cuando tienes una relación principal y otras relaciones secundarias que están por debajo de la principal. La relación principal no significa que sientas más por esa persona, sino que te ves más con ella, por ejemplo, de cara a compartir un futuro.
  • Poliamor no jerárquico: cuando todas las relaciones están al mismo nivel.
  • Anarquía relacional: no existe ninguna clasificación ni etiquetas, es decir, que están al mismo nivel y sin clasificación todas las personas, ya sean relaciones amistosas, sexuales, románticas, no románticas, etc.

Dentro del poliamor jerárquico y no jerárquico se etiquetan las relaciones, pudiendo tener una relación romántica y relación sexual.

Swingers: se trata de un modo de vivir la relación de pareja que consiste en el intercambio sexual de la misma con otra pareja. Existen clubs propios en los que llevar a cabo el intercambio más fácilmente, aplicaciones para encontrar parejas  que también sean swingers, etc.

Liberales: son personas individuales abiertas tanto al amor como a relaciones sexuales libres.

Ya te hemos explicado algunos tipos de relaciones no monógamas, así que ahora toca explicar algunos conceptos relacionados con ellas que te ayudarán a comprenderlas mejor.

¿Qué son los polifakes?

Son personas que dicen ser poliamorosas con el único objetivo de mantener más relaciones sexuales, sin tener en cuenta la parte afectiva de la relación.

Reglas (bases) del poliamor

En toda relación debe existir un acuerdo entre ambas partes que puede ser tanto oral como escrito. Estas bases sirven para que no haya malentendidos y las relaciones se lleven a cabo de forma que ninguna persona acabe perjudicada. En el acuerdo relacional debe concluirse lo siguiente:

¿En el poliamor hay infidelidad?

Así es… en el poliamor también existe la infidelidad. Sabemos que esto puede resultar sorprendente y confuso para muchas, ya que el poliamor se basa en tener varias relaciones de pareja o sexuales. 

Partimos de la base de una relación poliamorosa es la absoluta confianza y la transparencia a la hora de comunicar a la otra persona que vas a tener una relación con alguien nuevo. En caso de no comunicar a la otra persona que vas a tener una nueva relación podría darse un problema. 

Por lo tanto, en el caso de las relaciones poliamorosas la infidelidad no es hacerlo, sino no decirlo, ya que la confianza es lo más importante.

Gestión emocional como clave para el poliamor

Partimos de la base de que existen tres tipos de sentimientos negativos: el enfado, la tristeza y el miedo.

Una vez que tenemos esto claro vamos a ver una forma más sencilla de gestionar los celos.

Ejercicio de gestión emocional:

Dibuja un diagrama circular y divídelo en tres partes con los porcentajes, según lo que estés sintiendo en ese momento: enfado, tristeza o miedo. El diagrama te servirá para reconocer el problema y además podrás enseñarselo a tus relaciones para que puedan empatizar contigo y resolver el problema.

Una vez que tienes el diagrama con sus respectivos porcentajes puedes hacerte algunas preguntas según lo que sientes:

Una vez que respondas las preguntas te será mucho más sencillo reconocer el problema y, de esta manera, ponerle una solución.

Comunicación empática

Es importante comunicar a nivel empático, es decir, comunicar tus sentimientos antes de enfadarte por algo. Esto quiere decir que si te sienta algo mal es mucho mejor comunicárselo a tu pareja y hablarlo antes de dejarte llevar por tus sentimientos y enfadarte sin valorar su punto de vista.

La comunicación empática es algo que se tiene que trabajar y que consiste un punto muy básico, pero no solo en las relaciones poliamorosas, sino en cualquier tipo de relación.

¿Qué es la compersión?

La compersión es lo contrario a los celos, siendo el estado de felicidad experimentado por una de las personas de la relación cuando su pareja se va con otra persona.

Bases para una relación sana:

  1. Comunicación
  2. Confianza
  3. Empatía
  4. Sinceridad
  5. Respeto

Desde La Nieta de la Trini os queremos dar un consejo final para todas aquellas personas que os sintáis no monógamas o tengáis curiosidad en este tipo de relaciones pero tengáis miedo a dar el paso. Lo más importante es que, si te sientes no monógama, no tengas miedo. Se trata de una forma de vivir las relaciones que, como todo, si todas las partes están de acuerdo, no hace daño a nadie, al contrario. Se basa en vivir las emociones y la sexualidad de una forma más libre. Las personas que viven sus relaciones de forma no monógama son cada vez más visibles en la sociedad, por lo que si te sientes así, no dudes en gritarlo a los cuatro vientos, no te calles. Hay que romper con lo socialmente establecido, con los tabúes y con los prejuicios, porque únicamente así se podrá evolucionar. 

Que nadie te limite, te sientas como te sientas, no dudes en expresarte y en sentirte libre.

Deja una respuesta