LO QUE DEBES SABER SOBRE EL SEXTING

Ahora que estamos aisladas en casa y sin poder quedar con gente, tenemos que tirar de ideas y prácticas que no requieran la presencia física de otra persona (a no ser, claro, que vivas con esta persona). Tanto si eres soltera como si tienes pareja, el sexting es una práctica que puede ayudarte a, si eres soltera, dejar volar tu sexualidad con quién tú consideres oportuno y, si tienes pareja, no dejar que el vínculo sexual que hay entre vosotras se distancie.

Como muchas sabéis, el sexting es la práctica mediante la cual dos o más personas mantienen una relación erótica o sexual a distancia mediante un dispositivo electrónico, como puede ser un teléfono móvil o un ordenador. El objeto de esta práctica es buscar la excitación mediante el envío de contenido subidito de tono, como pueden ser fotos, vídeos o solo texto. A priori suena muy divertid, pero si quieres hacerlo de forma segura, queremos que tengas en cuenta algunos consejos:

Debes estar segura 💪🏻

Todo lo que envíes es irrecuperable. Puede que hoy lo quieras compartir, pero puede que en un futuro no quieras y este contenido haya rulado por ahí sin tu consentimiento. Por eso tienes que tienes que estar 100 % segura de a quién le envías este contenido, que sea preferiblemente una persona de confianza.

 Si lo que te excita es que sean personas desconocidas, puedes enviar contenido erótico donde sea difícil identificarte, de esa forma si estas imágenes llegaran a más personas sería difícil relacionarte con ellas.

Por otro lado, si te da igual que más personas tengan este contenido tuyo, ¡adelante! Puedes obviar todo lo anterior.

Tener la mayoría de edad 1️⃣8️⃣

Este es un requisito, más que un consejo. De no cumplirse, si las cosas se tuercen y llega a mayores, puede acabar siendo un delito denunciable. La pornografía infantil es un delito cuando se crea, se posee o se distribuye. Se considera pornografía infantil la protagonizada por quien no ha cumplido los 18 años. Si eres menor de edad, mejor no envíes este tipo de contenido. Si eres mayor de edad y eres tú quien lo recibe, mejor bórralo de inmediato.

 

Si cumples todo lo anterior, ¡es el momento de ponerse caliente!

Fuera distracciones 📵

Desactiva los sonidos de tus dispositivos, como por ejemplo las notificaciones del móvil. En lugar de estar escuchando ese sonido que nada tiene de erótico, prueba a poner un poco de música, preferiblemente calmada, pero esto ya es cuestión de gustos.

Empieza suave, sigue fuerte 👄

Antes que nada, insinúa. Puede que yendo a saco no consigas el resultado esperado, sobre todo si no lo has hecho antes con esa persona. Comienza dejando caer algunas frases que dejen intuir que estás predispuesta a mantener ese tipo de relación. Si ves que te sigue el rollo, ya lo tienes hecho. Primero pueden ser solo frases, el erotismo narrado puede llegar a ser muuuuy excitante. Y después, si te sientes segura, ya puede venir el contenido gráfico, lo explícito que tú consideres. ¡Y a disfrutar!

Mentirijillas 🤭

No es necesario decir la verdad sobre ciertos aspectos en el sexting. Puedes perfectamente estar en pijama pero dejar ver que te estás probando algunos conjuntos picantes. O que estás desnuda, aunque sigas con el pijama. Es lo bueno que tiene el sexting: imaginación al poder.

Entra en detalle 📝

Todo lo que narres, que esté bien narrado. Esto es muy importante. A través de las palabras se puede conseguir mucho. Por eso, cuando más descriptivo sea lo que dices, mejor. Puedes explayarte todo lo que quieras.

Disfruta 😜

Esto es lo más importante de todo. Que estés cómoda, segura y que disfrutes a solas esta cuarentena.

 

Quien se aburre es porque quiere

Deja una respuesta