LOUIS – BOLAS CHINAS

LOUIS – BOLAS CHINAS

Un clásico entre los clásicos. Lo esencial nunca pasa de moda, por eso Louis llega para quedarse.

Este juguetito está fabricado con una suave silicona rosa y con un diámetro más reducido para que tu experiencia, tanto si es la primera como si no, sea realmente satisfactoria. Su textura y tamaño lo hacen fácil de usar, por lo que seguro que te encantará cuando lo pruebes.

Se dice que, antiguamente, las geishas las usaban para facilitar el orgasmo. De hecho, son también conocidas como Bolas de Geisha.

No se trata de un simple juguete sexual al uso, de hecho, no fue creado para disfrutar en la cama, sino más bien fuera de ella. El placer que obtenemos no reside en el simple hecho de introducirlo en la vagina, si no en que, a medida que las usemos, nuestro suelo pélvico se fortalecerá, algo que sí nos proporcionará un mayor placer en nuestras relaciones sexuales.

El suelo pélvico puede verse debilitado a lo largo de nuestra vida si no lo fortalecemos. Un suelo pélvico fuerte puede evitar la incontinencia urinaria, mejorar la lubricación, evitar el riesgo de prolapso y, en general, nos hace disfrutar más de nuestras relaciones sexuales.

Por tanto, el uso de este juguetito no es meramente sexual, sino que tiene un uso terapéutico, en el que fortalecemos un músculo que a menudo cae en el olvido y que puede aportar enormes beneficios a nuestra salud.

¿Cómo empezar a usarlo?

Muy sencillo. Seguramente has utilizado tampones. Pues bien, su introducción es básicamente igual. La diferencia es que el tampón no pesa, y cuando lo llevas no notas prácticamente nada. Sin embargo, Louis sí que lo notarás, de hecho, tienen un poco de peso para que los músculos de tu vagina se contraigan y trabajen, fortaleciéndose.

Si es la primera vez que lo usas, te aconsejamos utilizar un poco de lubricante, ya que puede que al principio te resulte un poco molesto, porque no estamos acostumbradas a tener algo metido en la vagina y menos si ese algo tiene un poco de peso.

Se introduce el juguete dejando en la parte de abajo el cordón, para que podamos sacarlas con facilidad cuando queramos, al igual que el tampón.

¿Qué hacer una vez lo llevas dentro?

Lo ideal es moverte. Puedes hacer vida normal: pasear, ir a tomar algo, hacer ejercicio. Es ideal que practiques los ejercicios de Kegel con Louis puesto.

Si no los conoces, consiste en lo siguiente:

-Contraer los músculos del suelo pélvico y aguantar 5 segundos.

-Respirar suavemente y relajar durante 5 segundos.

Repetir esto en tandas de 10 veces; es recomendable realizar los ejercicios al menos 3 veces al día.

Estos ejercicios facilitarán que el pequeño peso que llevan las bolas en su interior choque contra ellas, de forma que se produzca en nuestro suelo pélvico una contracción. El conjunto de contracciones será lo que poco a poco mejore nuestra musculatura vaginal. Al principio, se recomienda llevarlas puestas unos 15-20 minutos unos tres días por semana. Después se pueden usar diariamente y hasta un máximo de media hora al día aproximadamente.

Al poco tiempo de usarlas empezarás a ver resultados. Además, llegarás al punto de sentirte cómoda con ellas puestas, ya que tus músculos estarán entrenados y ya no quedará nada de la posible incomodidad que habría al principio.

Utiliza Louis y verás como tu salud corporal y sexual te lo agradecen.

 

Deja una respuesta