SEXO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

SEXO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Seguramente, si no tienes una pareja sexual estable o con la que convives, te estés preguntando qué pasa con tus relaciones sexuales ahora. La pandemia está haciendo que nos replanteemos muchas cosas, entre ellas, el contacto físico con otras personas. No es un tema como para tomarse a la ligera y es nuestro deber extremar las precauciones. Pero entonces, ¿qué pasa con tu vida sexual?

Después de haber estado tanto tiempo en casa y sin contacto físico, se producen dos fenómenos respecto al sexo:

Castidad

Hay quienes prefieren no arriesgarse y deciden no tener sexo esporádico hasta que todo esto termine, privándose así del sexo con otras personas. Esta medida es, obviamente, la más segura, pero ¿hasta cuándo puedes aguantar sin sexo?

Promiscuidad desenfrenada

Otras personas, en cambio, sienten la necesidad de recuperar el tiempo perdido y merendarse a todo lo que encuentren sin ningún reparo. Esta claro que este no es un buen plan, te contamos por qué para ayudarte a elegir una opción que no sea tan extremista.

Hasta ahora no está demostrado que el COVID-19 se transmita a través del semen o el contacto entre las mucosas genitales, y de ser así, tampoco sabemos si la carga viral podría hacernos contraer la enfermedad. Es decir, no se puede considerar como una enfermedad de transmisión sexual, pero no sabemos hasta qué punto podría transmitirse durante una relación sexual.

Lo que sí sabemos es que debemos enfrentarnos a esta situación con mucho conocimiento y no pensar que es algo que solo les pasa a los demás.

Si hay una enfermedad que sirva como predecesora en cuanto a cómo afecta a las relaciones sexuales, es el VIH. Esta enfermedad ha acabado con la vida de 25 millones de personas, pero eso no ha sido un motivo para dejar de tener relaciones sexuales esporádicas.

A día de hoy, no hay ninguna garantía de que tener una relación sexual esporádica sea 100 % seguro. Es solo nuestra la decisión y es nuestro deber, por supuesto, utilizar la cabeza si lo vamos a hacer. La elección de la persona, el lugar, son cuestiones que se deben tener en cuenta.

El uso del preservativo siempre ha sido la medida más segura para evitar contraer enfermedades, y ahora más que nunca, debemos hacer uso de él en el caso de que practiquemos sexo.

Hay que recordar que, aunque la persona con la que decidimos tener sexo o incluso nosotras mismas, no existen síntomas, se puede estar gestando o incluso tenerla de forma asintomática, por lo que no tener síntomas no es garantía de no tener la enfermedad.

Si teniendo esta información decides hacerlo, ten en cuenta varias cosas:

 

 

Besos

Sabemos lo extraño que sería tener una relación sexual sin besos, pero es una cuestión de salud. Que el Coronavirus se propaga mediante la saliva es un hecho, por lo que si quieres tener una relación sexual segura, mejor evita los besos. Una forma de evitar el contacto con la saliva de la otra persona es usar máscaras. Podéis usar máscaras eróticas y darle así un toque picante, puede ser menos extraño.

Higiene

Antes y después, una ducha con agua y jabón. Es muy sencillo y a la vez muy necesario, ya que el contacto con la piel durante una relación sexual es inevitable, y de esta forma eliminarás la posible carga viral en tu piel.

Coito

Si decides practicar el coito, es muy aconsejable que elijas posturas en las que no estés cara a cara con tu pareja sexual.

Anilingus o Beso Negro

En el post anterior te hablábamos del conocido Beso Negro, pero es mejor que reserves esta práctica para un futuro más seguro o en el caso de que lo practiques con tu pareja si convives con ella.

Si tu pareja sexual es esporádica, mejor no practiques esta técnica, ya que también hay evidencias de que la enfermedad se propaga mediante las partículas fecales. Obviamente esta práctica implica una higiene profunda del ano, pero si no te quieres arriesgar, es mejor no la realices. Tampoco es aconsejable el meterse en la boca un juguete sexual que ha estado en el ano de la otra persona, lógicamente.

Sexo oral

Dado que el virus sí se propaga por la saliva, si vas a tener sexo oral mejor utiliza una barrera de látex. Esto disminuirá el riesgo de contagio.

Es muy importante tener en cuenta todas estas cuestiones. Naturalmente y como ya hemos comentado, la mejor forma de no exponerse al COVID-19 es tratar de disminuir el contacto físico con personas con las que no convives. Por ello, si decides tener relaciones sexuales de todos modos, es tu responsabilidad y la de la otra persona.

De igual forma, debes tener muy en cuenta el consentimiento mutuo. Ambas personas debéis estar seguras de lo que hacéis y no presionar si la otra se niega a mantener relaciones, ya que es totalmente comprensible.

En una relación sexual de pareja también debes tener en cuenta algunas cuestiones.

Si tu pareja se siente enferma, puede que no sea Coronavirus, pero es mejor prevenir. Minimiza el contacto con tu pareja. Puede ser muy complicado, pero debes intentar evitar un posible contagio.

Utenisilios

Quizá haya utensilios que compartáis, como toallas o cosas que se cojan con la mano. Es mejor que cada una utilice sus cosas y si hay alguna en concreto que sea imposible no compartir, lavar bien el objeto y las manos antes y después.

Hogar

Mantén el hogar limpio con más frecuencia de la habitual. Limpiar aquellos lugares que son más fácilmente tocados con las manos, como los pomos de las puertas, mesas, encimeras, etc.

Higiene

Igualmente, manteneos limpios ambos, duchaos de forma más periódica y lavaos las manos más frecuentemente.

Esperamos que esta información te sea de ayuda, nosotras más que nadie queremos que disfrutes del sexo, pero entendemos que la situación es complicada y que debemos tomar más precauciones que las que ya tomábamos.

De lo que estamos seguras es que tus mejores aliados, más que nunca, deben ser los juguetes sexuales. Descubre en nuestra tienda cuál es el que más te hará disfrutar.

Así pues, elijas lo que elijas, hazlo con cabeza. 😉

Deja una respuesta